Anuncios
Dom. Mar 29th, 2020

No puedo donar esperma porque soy venezolano.

Quedé pasmado cuando la asistente ocupacional, con formulario en mano y mirándome por encima de las gafas, me dijo «es que si eres venezolano no puedes participar en este programa». Sólo estábamos ella, una camilla de colchón recién comprado y un plato de rosquillas.

Anuncios

Por: Gianni Mastrangioli Salazar

Quedé pasmado cuando la asistente ocupacional, con formulario en mano y mirándome por encima de las gafas, me dijo «es que si eres venezolano no puedes participar en este programa». Sólo estábamos ella, una camilla de colchón recién comprado y un plato de rosquillas.

El tobo de agua fría sucedió esta mañana en una clínica del centro de Londres; esas con puertas automáticas y recepción de botones parlantes. Olor a plástico. A creación. De espalda a las secretarias, una pancarta gigante con el retrato de un grupo de jóvenes, todos riéndose entre ellos, y la consigna «Everybody can become a sperm donor» (cualquiera puede convertirse en un donador de esperma). Era la misma imagen que me había saltado repentinamente en la cara la noche anterior, a través de una ventana emergente, mientras navegaba por Internet y leía «Consecuencias genéticas y físicas del Holocausto».

Sin prestar atención, cerré la publicidad y seguí leyendo:

«Según investigaciones de la BBC, luego de declararse finalizada la Segunda Guerra Mundial, gran parte de los sobrevivientes judíos quedaron privados de su capacidad reproductiva por el simple hecho de que las pésimas condiciones alimentarias durante los años de concentración acarrearon serias complicaciones clínicas, las cuales redujeron la expectativa de sus futuras descendencias».

La portada del artículo era una foto en blanco y negro de una serie de cuerpos raquíticos que imagino estaban aislados en cualquier parte de Polonia, lugar donde iré en un par de semanas. Los retratados eran judíos de un horrendo aspecto, con los cachetes hundidos y la vista perdida. Polacos atrapados en una realidad totalmente ajena a sus aspiraciones personales.

Pero la publicidad reapareció de pronto, brillándome los ojos desde la pantalla de la laptop cual virus impertinente. Dona tu esperma y contribuye a la nación. Estudié aquella foto de jovénes y carcajadas, esa de la recepción de la clínica y dudé por un segundo. Pensé: «¿por qué no?». Arriésgate.

Así que me paré, pedí una cita médica y, en cuestión de horas, estaba ya siendo interrogado por un montón de lápices a carboncillo y hojas cuadriculadas. Explica tu árbol genealógico. Pues, mis padres, caraqueños; yo, 23 años en Guarenas y dos en Londres. Ninguno es hipertenso, nadie con cáncer… ¿Qué más quieren saber?

La temática consistía en superar una serie de exámenes médicos para luego inscribirse en uno de los tantos bancos de esperma existentes en Inglaterra. No obstante, a pesar del aire modernista de la sanidad inglesa y su «cultura inclusiva», la tipa era tajante: «No aceptamos a nadie que venga de Venezuela». Y es que faltando casi nada para que yo firmase los últimos papeleos, la mujer se acordó de un «piccolo» detalle:

  • Tienes pasaporte italiano pero ahora es que estoy viendo que no naciste en Italia sino en una ciudad que se llama Ca…ca, ¿es Caracas?
  • Sí, es correcto.
  • ¿En qué país de Suramérica queda? ¿Brasil? ¿Colombia?
  • Venezuela.
  • Oh, «Venezuela» -tuerce el mentón-. «I see…»
  • ¿Hay algo de malo con ello?
  • Verá -y se acomoda en su asiento-: Por órdenes del Ministerio de la sanidad del Reino Unido, ciertas nacionalidades tienen prohibida la donación de esperma. Entre ellos tenemos una pequeña parte del África, Haití y, recientemente, Venezuela. La consideramos ahora dentro de la línea roja de las epidemias internacionales. Tenemos información de que allá la higiene, nutrición y salubridad nacionales están en pésimas condiciones. Eso podría afectar la salud de los fetos, ¿sabe?

Silencio absoluto. Tan eterno, que mi interlocutora se levantó de la silla y trató de consolarme: «Gracias por venir, de todas formas. Oye, ¿no te gustan las rosquillas? Esta de chocolate es espectacular». Me agarré una y salí.

No puedo donar esperma porque soy venezolano.

Es la única cosa en la que he estado reflexionando desde entonces. Al llegar a casa, prendí de nuevo la computadora para relizar unos trabajos y, con las manos empalagadas, descubrí que aún tenía abierto ese artículo sobre masacres nazis. Pero ya no son las caras huesudas de judíos aquello que veo. Ahora es mi vecina de Guarenas, la señora que vende empanadas en la Universidad, el chamo que vende boletos en Plaza Sucre y muchos otros.

Sí, es una verdad recién desenmascarada: Somos gente presa en un campo de concentración que a las puertas lleva un letrero que reza la palabra «chavismo». La maldita realidad de un socialismo que nos ha manchado como pueblo sucio para siempre.

Me limpié los dedos con una servilleta y recordé a los chicos sonrientes de la publicidad. «Ojalá podamos cagarnos de la risa así algún día», me dije. Mientras tanto, ni el sabor a chocolate me quita de la boca la desagradable sensación de ser estéril por obligación.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Youtube: https://www.youtube.com/c/DiásporaVenezolana

Instagram: https://www.instagram.com/diasporavenezolana

Twitter: https://twitter.com/diaspvenezolana

Facebook: https://www.facebook.com/DiaspVenezolana

Anuncios

110 thoughts on “No puedo donar esperma porque soy venezolano.

  1. Leo los comentarios, y comienzo a pensar que los de mente cerrada somos nosotros…. desde pensar en la pruebas y en los virus que se han esparcido en estos años… desde la chikungunya, fiebre amarilla, gripe porcina, y no se cuenten más!!! enfermedades que se tratan sin ser diagnosticadas siquiera… sin un real registro sanitario… señores., que saben ellos que no sabemos nosotros, eso es lo único que se me viene a la mente.

  2. Te entiendo compatriota. Y la desnutrición que tienen los niños de nuestro país al parecer ha influido también en eso. Algún día celebraremos los cambios de raíz que necesita Venezuela, mientras tanto pues paciencia.

  3. Has pensado que, apartando el tema de cómo nos ven desde el exterior, ibas a tener un poco de hijos regados por ahí de los cuales nunca te ibas a enterar? El destino, por así llamarlo, no quiso que esto ocurriera. No te sientas mal por ello. Las circunstancias que así lo determinaron no dependen de ti. Tus hijos los tendrás en tu momento y los verás crecer, deja lo de la donación de esperma a otros. No es un fluido corporal cualquiera, tu esperma, es tu material genético. Cuídalo y atesóralo. Es solo un consejo

  4. Disculpen pero no creo que actuar de forma irresponsable cojiendoseeee a unas inglesas y dejando hijos regados por allíiii es la solución para resolver o ayudar a resolver lo que se está presentando, todo lo contrariooooo empeoraríamos nuestra imagen ya deteriorada. Todo lo contrario, creo que debemos aceptar nuestra situación actual, entender lo que está ocurriendo en el mundo respecto a nosotros y dar lo mejor de nosotros para demostrar que nuestros ovulos y esperma valen oro

  5. Es secillamente por las precarias condiciones Sanitarias que hoy se sufren en Venezuela y que estan confirmadas por el informe de Bachelet en la ONU, no es por Xenofobia.

  6. Soy venezolano, pero una cosa si es cierta…desde 1492 aun hoy hay una parte de la poblacion que sigue cambiando ORO POR ESPEJITOS, una parte fea, atrasada, podrida por genetica o por cultura, personas que aun hoy siguen alabando y defendiendo a chavez y su combo, somos un pueblo que tiene una parte pensando en si mismos sin importarle nada mas, donde el fin justifica los medios, sin etica ni moral, somos un pais que tiene una parte de la poblacion pendiente de ver que nueva cosa puedo hacer para saltarme las normas, porque «pa malandro, malandro y medio» nadie sabe mas que yo y yo me las se todas mas una. No se puede criticar esa posicion de ese banco de semen pues ellos ponen sus propias normas, y en parte si, hay algo en su cultura que funciona, donde esta. gran bretaña?, donde esta eeuu, francia, alemania? Hay algo en sus culturas que funciona, y, mas cerca tenemos a chile con una alta mezcla con alemania y es el pais que mas ha alcanzado la cercania al desarrollo, nosotros tenemos inmensas reservas de mineral, petroleo hierro, etc, inmensas reservas boscosas, inmensas reservas de tierra fertil, reservas acuiferas, turisticas, excelente clima y posicion geografica, acceso a los dos principales oceanos….que nos falta??? Nos falta lo principal, matera prima humana, y los gobiernos no tienen nada que ver, pues los presidentes, ministros y funcionarios en los ministerios y entes publicos desde el que limpia hasta el ministro han sido venezolanos, son nuestra propia gente quien ha conducido los destinos de nosotros mismos desde siempre….que pasaria si mañana todos los integrantes del gobierno y funcionarios en todos los estamentos fuesen ingleses, alemanes, franceses??? Donde estariamos? Creen que estariamos igual?, yo no lo creo y creo que nuestra cultura es una denlas mas atrasadas.del.planeta, solo tienes salir un dia a la calle de la capital de este pais para darte cuenta de ello…cuanto anted aceptemos esto y tratemos de.cambiarlo, antes comenzaremos nuestra andadura como pais desarrollado.

  7. Con esas respuestas imbéciles de comenzar a repartir «ADN» venezolano… Esta más que justificada la medida. Siguen creyéndose lo mejor del mundo y en ninguna parte se les tolera….

  8. Si las personas supieran las repercusiones que tiene la nutrición a la cual estamos sometidos en nuestro país,tomaríamos está exclusión como una alarma y no como un «cogetele a las inglesas y reparte los genes». Cuando tenemos una pésima nutrición hay aspectos que no se podrán recuperar a pesar de cambiar la dieta incluir multivitaminicos y demás,las repercusiones con determinantes y nuestra raza está jodida y estará jodida por muchos años más,los chamos que están naciendo,creciendo adultez temprana media adolescencia está JODIA! ESTO no es xenofobia OJO!

  9. ¿No será que llevabas puesta la franela roja rojita aquella con los ojitos de Chávez coquetón pestañeando? Has memoria. Porque si es eso más bien hazte el loco y no digas nada.

  10. Una cosa que no entiendo; esa regla de aplica a gente recién llegada que efectivamente tenga un estado de salud que pueda afectar a los fetos; pero si llevabas ya dos años viviendo allí; tu Salud debe haber cambiado; es como si va un venezolano que lleva 20 años sin vivir en venezuela y le niegan donar por haber nacido allí. No tiene sentido; además cualquier mendigo entonces puede donar si es inglés???
    No lo creo. Las condiciones para donar es primero evaluar la condición física e historia médica familiar del donante; no tiene nada que ver con la nacionalidad. Tenias que haber pedido que te mostraran en que parte estaba escrita esa regla; estoy segura que te negaron por otra cosa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: