¿Es mejor emigrar solo o en compañía?

Por: José Miguel

Yo salí de Venezuela hace 3 años. Mientras estaba por allá en 2013 y 2014 -que ya sabía que tenía que salir porque sí- siempre fui cerrado: no me quise enamorar, no me quise encariñar más con amigos y dije:

“Si voy a emigrar, lo haré solo para que nadie me estorbe”.

Y así hice.

Lo mismo hice con mi familia: ante la pregunta de mis hermanos de si me iba o no, hacia dónde y cuándo, yo no solía responder. Yo entre mí decía: “sálvese quien pueda”.

Ese pensamiento era totalmente sin maldad, más bien era con dolor: dolor de tener que irme sin querer hacerlo.

Yo desde muy joven soy un grandísimo ermitaño: me llevo bien con la soledad aunque esta a veces me haga odiarme un poco.

Pero si mal no recuerdo, por allá en 2014-2015 antes de salir del país, hablé sobre cómo la izquierda destruía la identidad y a la familia.

Hoy día sigo siendo un ermitaño, así que supongo que he dejado que la izquierda “me gane” en ese sentido, porque ellos -para poder controlar a los individuos- nos dejan sin identidad y destruyen la institución de la familia.

El famoso “divide y vencerás” latente diariamente.

Lo cierto es que -desde que estoy solo aquí en Miami- trato de ver patrones en común de los inmigrantes, y escucho los cuentos de mi papá @lperezv por teléfono sobre cómo él veía a italianos y portugueses llegar a Venezuela en busca de refugio.

Tengo mi propia teoría de esto…

Yo llegué a Miami y lo que menos hice fue: tratar de buscar refugio en la comunidad más venezolana: El Doral, mejor conocida como Doralzuela.

No, yo -en cambio- me quedé en Este, donde la comunidad es -más bien- variada.

Yo venía con una -bien manipulada- idea en mi cabeza de que “Venezolano = Malo”. Ni me juzgo a mi ni juzgo a los que piensan hoy día así; pues la izquierda hizo su trabajo a la perfección: DIVIDIRNOS.

El socialismo corrompió cualquier “buen pensamiento” sobre el ser venezolano.

El comunismo -mis panas- busca con mucho ahínco el quebrar la identidad de las comunidades y desintegrar la familia. ¿Por qué? Es la lucha de dos principios:

“En la unión está la fuerza” vs “Divide y vencerás”.

El socialismo necesita el segundo para imponerse.

El principio de “en la unión está la fuerza” puede sonar “colectivista”, pero en realidad nada tiene que ver con esa perversión comunista.

“En la unión está la fuerza” es el principio que mueve a las familias, lo que las hace fuertes. Las familias más unidas llegan más lejos.

La razón por la cual el socialismo trata de desintegrar cualquier tipo de unión, es porque -aislados- los seres humanos nos sentimos indefensos; incapaces de luchar con cualquier cosa que parezca más grande que nosotros.

Así funciona el “divide y vencerás” de la izquierda.

¿Quieren un ejemplo?

En la comodidad de su privacidad, pregúntese a sí mismo, ahí, solo, si usted se cree capaz de pelear contra el monstruo que controla a Venezuela. Su respuesta será: No.

Ahora vaya y conspire en pandilla, para que vea que creerá posible el que ustedes ganen.

Yo he ido explorando Miami poco a poco. Ya son 3 años, pues.

Miami -como todas las ciudades del mundo” está formada por comunidades: la cubana, la argentina, la rusa, la judía, la brasileña, la venezolana, la colombiana, la mexicana, la de negros, y pare usted de contar.

Cuando una persona emigra y llega a un lugar que no conoce en busca de la comunidad a la que se siente que pertenece, NO LO HACE POR FLOJO la mayoría de las veces: lo hace porque es lo natural; porque “venezolano” es igual a “familia”, o “colombiano”, o “cubano”.

Funciona igual.

Yo -por ejemplo- vivo en un área de Miami donde prevalece la comunidad argentina. Pues bien, los argentinos llegan aquí, consiguen trabajo más rápido y aprenden a entender el sistema desde su propia comunidad.

¡ES LO SABIO. ES EL MEJOR TRAMPOLÍN!

Los venezolanos que llegan al Doral buscan lo mismo. Los Rusos que llegan a Sunny Isles también. Los judíos que llegan a Surfside y Bal Harbor, también. Los cubanos que llegan a Little Havanna y Kendal, también.

¡ES NATURAL, ES INTELIGENTE!

Emigrar es una decisión que se toma más fácil en familia y que se vive de forma más llevadera en comunidad. Al ermitaño le cuesta más -en la mayoría de los casos- y lo digo con propiedad porque yo soy ermitaño.

Además, hay otra variable del permanecer en familia. Voy…

Cuando permaneces en familia, unidos -o entre amigos- significa que GANASTE UNA DE LAS BATALLAS CONTRA LA IZQUIERDA: no te dividieron, y si no lo hicieron, están más lejos de ganar la guerra.

Recuerden: la izquierda divide, para vencer. Si no te dejas, vas ganando.

Yo desde aquí, desde mi soledad bien personal, he visto cómo la gente que conozco que ha salido de Venezuela -y que lo han hecho unidos- han sido los que más rápido han sacado del país a sus seres queridos.

Repito: “en la unión está la fuerza”, y la familia es unión y fuerza.

Quienes hemos salido solos -en mayoría- pasamos más días de la semana preguntándonos si volveremos a ver a nuestros amigos, a nuestros padres, a nuestros hermanos.

El ermitaño se empieza a acostumbrar a eso, y no lo sabe, pero es señal de que la izquierda le va ganando.

Así que -mis panas- para no hacer este cuento largo:

La próxima vez que ustedes critiquen -o sean criticados- por buscar refugio dentro de su propia comunidad, señalados como “fracasados” o “flojos”, recuerden: Si lo hacen bien, ustedes estarán ganando la batalla a la izquierda.

Y no con esto digo que los ermitaños seamos unos perdedores, o que quienes viven en comunidad -y buscan su regocijo- sean más sabios y les vaya a ir mejor; pero presten atención a los patrones sociales, porque de seguro les son de más ayuda de la que se imaginan.

Entonces, ¿Se debe emigrar en equipo o por cuenta propia?

Hágalo como quiera, pero no menosprecie el poder de la unión y de las comunidades. Pueden ser el trampolín que necesitas para pasar de “nada” a “mucho” en un tiempo razonable.

Fuente: Hilo de Twitter.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Youtube: https://www.youtube.com/c/DiásporaVenezolana

Instagram: https://www.instagram.com/diasporavenezolana

Twitter: https://twitter.com/diaspvenezolana

Facebook: https://www.facebook.com/DiaspVenezolana

Gustos y disgustos de un exilio

Por: Davy Noguera

Me gusta levantarme temprano y salir a correr por el bosque bajo la lluvia, sentir cómo la ropa se moja y se vuelve pesada mientras me muevo, y regresar a casa caminando casi sin aliento.

Me gusta escuchar mi propia respiración y los crujidos de mis huesos cuando me estiro. Y ver a la gente que usa paraguas y viste gabardinas batallar contra el viento para no mojarse.

Me gusta el olor a tierra removida que impregna la casa luego de que ha dejado de llover y tomar algún té caliente con mi esposa sentados en la terraza y hablarle de mis planes para algún libro que he querido escribir siempre pero que nunca escribo.Y reconocer en sus ojos la ternura que se le obsequia a los niños que sueñan con ser astronautas.

Me gusta la voz de nuestro hijo que nos interrumpe para proponer algún juego de fantasía con la frase tú eres galleta y yo soy chocolate. Y alzarlo entre mis brazos y decirle que el chocolate me gusta mucho y jugar a que me lo como mientras él ríe a carcajadas y pregunta en un castellano moteado de palabras alemanas si sabe rico.

Me gusta saber que no estoy solo a pesar mi exilio. Que puedo cerrar los ojos y sentir el Mar Caribe mojándome los pies y el sonido de las palmeras cargadas de cocos e imaginar las caras de mis viejos amigos sonriéndome desde lejos.

Me gusta el recuerdo escondido en el maíz empapado de mantequilla derretida y la carne asada cuyo sabor es el mismo en todas partes, aunque en verdad no lo sea. Y el caluroso abrazo con que me saluda el griego con el que trabajo. La complicidad de su voz cuando me dice que nosotros, los del sur, somos iguales, que es lo mismo que decir te entiendo.

Me gusta mirarme en el espejo, seguir las lineas de mi cara, mis cejas negras y mis ojos oscuros, tocarme el cabello y sonreír pensando parezco una concha de coco o una estopa, y estar contento de ser un mestizo.

No me gustan los largos discursos sobre el futuro, ni la gente que planifica la cena cuando aún no ha terminado de comer el almuerzo. Ni las colas en los mercados o las cajeras que nunca dan los buenos días, o saber que en alguna parte hay personas que prefieren los perros a los niños.

Detesto el olor intenso de los desinfectantes y nunca saber si mi madre me miente cuando hablamos por teléfono. Odio el sabor a cenizas que me queda en la boca después escuchar las noticias en la radio y la imagen de mi país como un terreno al que le pasa por encima una aplanadora.

No me gusta el agua fría de la nevera ni las salsas de espinaca ni tocar el hierro congelado con las manos. Detesto la gente que va al baño y deja la puerta abierta y la autopista que construyeron cerca de donde vivo, justo en el paisaje que se pintaba en mi balcón. No me gustan los días cortos y las noches largas en los que uno entra al trabajo cuando está oscuro y sale cuando ya ha anochecido, ni la pesadez del aire en las aulas cuando se acaba el oxígeno y nadie quiere abrir las ventanas, ni contestar el teléfono o llevar a mi hijo solo al médico por miedo a no comprender una palabra y tirar mi felicidad estúpidamente al caño.

Sobre todo odio las horas en que ando melancólico o desarraigado y olvido que aquí he encontrado un hogar y una familia, y solo pienso en el país de mi infancia como un recuerdo condenado para siempre al olvido.

@DavyNoguera

Síguenos en nuestras redes sociales:

Youtube: https://www.youtube.com/c/DiásporaVenezolana

Instagram: https://www.instagram.com/diasporavenezolana

Twitter: https://twitter.com/diaspvenezolana

Facebook: https://www.facebook.com/DiaspVenezolana

 

¿Qué debes tener en cuenta antes de emigrar a Chile?

Por: Gabriela Turzi

Está de moda emigrar a Chile por la supuesta facilidad que ofrece en términos de visado y gracias a la cantidad de venezolanos que dicen estar dispuestos a tenderle la mano a los paisanos.

Muchos estamos preocupados, y no por motivos superficiales tipo «no me gustan los compatriotas pobres». Nos angustia ver la cantidad de personas que está dando un salto al vacío en un lugar que cada día se hace más complejo.

Abundan las historias de personas que llegan por tierra con 100 dólares en el bolsillo, sin tener cómo pagar un techo y a quienes sus contactos en el país, coloquialmente hablando, les sacan el culo.

Solo tengo que caminar al metro (que está a pocas cuadras de mi casa) para encontrar jóvenes, adultos y ancianos vendiendo dulces, chicha, empanadas, quesos, entre otros, en las calles.

Se me arruga el corazón, porque como me decía una amiga, «no es la abuela de uno, pero uno termina sintiendo que lo es».

En honor a la verdad y tratando de que quienes me leen no sean víctimas del consejo irresponsable de «maric@, lánzate, que aquí resolvemos», les voy a compartir una lista de elementos que hay que tener en cuenta, antes de mudarse a Chile:

  1. La habitación más barata no va a bajar de 200 dólares mensuales (y es una cifra muy optimista), además, hay que tener en cuenta que casi todos piden adicionalmente un mes de depósito. O sea, de entrada debes tener 400 dólares para pagar el techo de un mes.

  2. Ir en metro o bus ida y vuelta, o sea solo 2 viajes, cuesta aproximadamente 3 dólares diarios. Finalmente, 30 viajes al mes son 90 dólares.

  3. En Santiago el invierno es crudo. Aunque las temperaturas no suelen bajar de los – 2 grados, es un frío intenso que hace doler los huesos. En ese sentido, un abrigo cuesta mínimo 20 dolares (en las tiendas de ropa de segunda mano).

Por favor, busquen la historia del haitiano que murió de frío.

  1. La educación no es gratis, así que si tienes hijos, toma ese gasto en cuenta.

  2. La jornada es de 9 horas y legalmente solo están obligados a darte un día libre a la semana. Es decir, ¿quién va a cuidar a los niños?

  3. Los papeles pueden tardar hasta un año en salir y mientras estés ilegal las probabilidades de caer en manos de un explotador sin escrúpulos son bastante altas.

  4. Muchas empresas cumplen con una cuota de extranjeros y debido al alto porcentaje de migración, una cantidad importante ya la tiene cubierta.

  5. El salario mínimo ronda los 450 dólares, pero como comenté antes, al menos 300 se van en techo y transporte.

Sé que Venezuela se transformó en un lugar donde sobrevivir cada día es más difícil para los que menos tienen. Porque seamos honestos (y lo veo en mi Instagram), los ricos siguen siendo ricos y gozan de una comodidad que incluso los disuade de emigrar.

Sin embargo, estar afuera sin apoyo y sin recursos también puede ser una misión suicida.

Piensen bien, analicen con mucho cuidado, reflexionen si quien les ofrece hospedaje es confiable, estudien las posibilidades y las leyes antes de tomar una decisión.

Y la cereza del helado y a lo Game of Thrones, winter is coming, y como decía el famoso graffiti caraqueño, viene arrecho.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Youtube: https://www.youtube.com/c/DiásporaVenezolana

Instagram: https://www.instagram.com/diasporavenezolana

Twitter: https://twitter.com/diaspvenezolana

Facebook: https://www.facebook.com/DiaspVenezolana

Por ellos, cualquier sacrificio vale la pena.

Por: Alfonzo Iannucci

Siularic y César llegaron a Orlando, Florida junto a sus dos pequeños hijos, a finales de septiembre del año 2015. Dejaron atrás su familia, sus trabajos y sus sueños después de que César fuese víctima de acosos y amenazas en su antigua ocupación.

Previamente evaluaron otras opciones donde establecerse. Visitaron Argentina, Suiza y España, pero al final la opción de Orlando fue la que más le convenció a los cuatro.

Tuvieron la suerte de conseguir una persona que les alquilará un apartamento estando aún en Venezuela y desde que llegaron tenían que moverse rápido para conseguir al menos un empleo, que les permitiera “pagar la renta”.

César fue el primero en conseguir empleo. Una compañía que repara y fabrica techos para casas, lo contrató como ayudante. Un trabajo arduo que le ocupaba en ocasiones más de 12 horas diarias y que lo desgastaba física y emocionalmente.

Siularic por su parte, compaginaba sus labores del hogar haciendo ponquecitos y tortas que luego ofrecía en construcciones que estuvieran en obras, para así aportar algo de dinero y completar los gastos que eran aún mayores que sus ingresos, mientras esperaba su permiso de trabajo.

En los largos recorridos caminando que le tocaba hacer junto a sus hijos por no tener carro, solía pensar si habían tomado la decisión correcta. Sus hijos solían llorar porque extrañaban su casa en Venezuela y su hija mayor le recriminaba haberse venido a un lugar donde ella sentía que no le entendían. En ocasiones, la situación le sobrepasaba.

Consiguió empleo en un hotel, donde era la encargada de hacer la limpieza y se esforzó al máximo a pesar de nunca haber trabajado en algo parecido. Lamentablemente, la persona que le contrató no le pago, así que perdió un mes valioso trabajando de gratis a una de esas personas inescrupulosas que se aprovechan de la vulnerabilidad de los emigrantes.

A pesar de todo, nunca perdió la fe. Sabía que sería cuestión de tiempo que una buena oportunidad apareciera y esta finalmente llegó.

Consiguió trabajo como mesera y en poco tiempo era de las mejores. Logró ahorrar dinero y de esta manera, no solo contribuía en la economía del hogar, si no que además pudo ahorrar para estudiar y presentar los exámenes que le permitieran sacar la licencia equivalente a su titulo de Maestra de Preescolar, que es su verdadera vocación y lo que hacía cuando vivía en Venezuela.

Al poco tiempo logró presentar y aprobó a la primera, a pesar de lo difícil que le resultaba – y aún hoy le resulta- el inglés. Esta aprobación le abrió las puertas de sistema educativo norteamericano y en poco tiempo ya estaba dando clases.

IMG_7444

César por su parte fue aprendiendo cada día más y logró hacer su propia empresa de remodelación y pintura. Es decir, trabaja por su cuenta. Algunos meses le va muy bien y los otros puede que no tanto, por lo cual es necesario administrarse con bastante prudencia.

 

Sus hijos, están ahora más adaptados aunque siguen extrañando su casa en Venezuela, sus amigos y su familia, a la que solían visitar todos los domingos sin falta. Ya no preguntan tan seguido cuando volverán a Venezuela. Algo que en el fondo Siularic y César agradecen, porque es algo que ellos tampoco lo saben.

Ambos sienten a Venezuela como su verdadero hogar, se fueron con una tristeza profunda y no pierden la esperanza de volver algún día si las circunstancias cambiarán, pero es algo que en su opinión iría más allá de un simple cambio de gobierno sino también de políticas que disminuyan ese terrible flagelo que es la inseguridad, ya que, recorrer las calles como lo hacen hoy en día acompañados de sus hijos y sin preocupaciones es algo que  sencillamente no tiene precio.

En este país tienen la certeza que sus hijos tienen un futuro. Las oportunidades aunque cuesten, existen para todos. Saben que a pesar de las adversidades el sistema permite surgir y esa diferencia sustancial, hace que por ellos, cualquier sacrificio valga la pena.

2018-03-11-PHOTO-00000022

Síguenos en nuestras redes sociales:

Youtube: https://www.youtube.com/c/DiásporaVenezolana

Instagram: https://www.instagram.com/diasporavenezolana

Twitter: https://twitter.com/diaspvenezolana

Facebook: https://www.facebook.com/DiaspVenezolana

No me tome la foto en Maiquetía

Por: Andreína Rosal 

Fueron dos despedidas. Dos planes de salida sin retorno. Dos miradas perdidas al Ávila soltando lágrimas cargadas de “no es más que un hasta luego”,  pero en ninguna de esas despedidas se ejecutó el trillado plan: irme a vivir fuera del país.

En el primer intento decidí volver a Venezuela para reunir un poco más de dinero y alzar el vuelo con mayor solidez económica (risas) y en el segundo intento, con menor solidez económica pero con más ganas de emigrar, me tuve que devolver por cuestiones de salud.

Esas experiencias me enseñaron sólo una cosa, que no es cuando tu dices sino cuando buda, el cielo, el universo, la energía divina, Maracashimba o en quien sea que creas dice.  En mi caso fue Dios y dios me mostró que efectivamente si los refranes tuvieran comerciales de televisión mi caso hubiese servido perfectamente para recrear el refrán:  “La tercera es la vencida”, porque al tercer intento; sin despedidas, sin canciones cursis, sin lágrimas y sin foto en Maiquetía; me largué.

Me fui en aquella época cuando todavía las salidas en aviones eran más comunes que las de autobuses, o sea hace pocos meses. Me fui sin lloriqueos, ni recuerdos de Tucaca o de Choroní, nada de eso pasaba por mi imaginación, al contrario, durante todo ese vuelo y los primeros días en Miami  mi mente sólo parafraseaba en presente perfecto : Esto es fácil, no entiendo esas depresiones cursis y nostálgicas de la gente,  ¿Y ese para qué vino si anda llorando?, cual tristeza yo lo que ando  es desprendida y afortunada,  amo mi país pero tampoco es pa’ tanto.  Valentina Quintero será la última en salir ya yo piqué caucho; todo ese compendio de letras en forma de pensamientos me acompañaban día tras día, hasta que la tormenta en forma de huracán María con terremoto 1.7  y maldición Dabucurí llegó a mí (sí la misma maldición del gobernador de Amazonas).

Esa mañana mis pensamientos de mujer de hierro se derretían como plástico en un incendio de sentimiento de culpa, las frases que daban vuelta en mi cabeza comenzaron a cambiar sus letras, Venezuela dejó de ser un espacio de tierra para convertirse en un país con ojos, vientre, alma, tacto y sentimiento:  ya no era el país donde nací, era el país que me trajo al mundo y que me vio nacer, ya no era la arepa que me quitaba el hambre,  era la arepa que me sacaba una sonrisa y me llenaba de alegría,  ya no era la interminable cola de la prados del este, era mi casita rodante al lado de muchas casitas rodantes más, ya no oía a la mujer de hierro,  ahora oía la voz de Gloria Estefan que no cantaba sino que gritaba “La tierra te dueleee la tierra te daaaa, en medio del almaaaa cuando tu no estás, pero al ritmo de despacito porque era lo que sonaba en ese momento en la radio de Miami.

Acto seguido ocurrió lo que se suponía no debía ocurrir, mis lágrimas empezaron a correr, mi corazón empezó a bombear, mi mirada desesperada buscaba frente al espejo el rostro de una ciudadana de primer mundo pero me estrellé contra  mi misma sumergida en una inédita versión del “a moco tendido”, era demasiado tarde, irremediablemente bajo un celofán de lágrimas comprendía la canción de Gloria Estefan.

 

Primero es lo primero, llamar a una amiga, ¿Amiga tu que tienes tiempo acá esto es normal? – si amiga tranquila, dura los primeros 5 años después te da con menos frecuencia. Descartado.  Segundo es lo segundo meditación “Dios conmigo, inhala y exhala, imagina los mares, los cielos, el viento, imagina choroní, tucacas, Margarita NOOO” Descartado. Tercero es lo tercero vive el presente, ya estás en otro sitio, baja el vidrio del carro mira a tu alrededor, es otro ambiente, estás en otro país, pero tienes que rodar más pues en el Doral hay muchas areperas y muchos maracuchos, tampoco funciona, Descartado.

Después de ese episodio desesperado pasaron muchos días, muchos meses, muchas lágrimas, muchas depresiones cursis, muchos asaltos de nostalgias y sólo pude aprender que la única forma de apagar ese incendio de culpa, esa sensación de añoranza interminable es haciendo, haciendo desde aquí, haciendo desde allá, haciendo desde esa computadora  donde escribo y donde lees, pero haciendo, por ellos, por los nuestros, por nosotros, por los que se quedaron y por los que nos fuimos, porque así es la única forma de sentir que seguimos ahí, de sentir que pertenecemos, así conseguí sentir que nunca me fui y como yo no me fui por eso no me tome la foto en Maiquetía.

@shakiguara

Síguenos en nuestras redes sociales:

Youtube: https://www.youtube.com/c/DiásporaVenezolana

Instagram: https://www.instagram.com/diasporavenezolana

Twitter: https://twitter.com/diaspvenezolana

Facebook: https://www.facebook.com/DiaspVenezolana

La ONU insta a reconocer el estatus de “refugiados” a la diáspora venezolana.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) a través del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) hace un exhorto a los países del mundo, para que reconozcan a los migrantes venezolanos como “refugiados”.

La medida pide a los países de acogida otorgar a los venezolanos un estatus legal sin importar el tiempo de entrada de la persona, asimismo sugiere crear mecanismo que les permita tramitar los casos de asilo con mayor celeridad.

Los refugiados venezolanos no podrán ser deportados, ya que las condiciones en Venezuela no permiten un posible retorno y debido al flujo significativo de ciudadanos que continúan saliendo para huir de la crisis.

A continuación, transcribimos el documento con la resolución:

“NOTA DE ORIENTACIÓN SOBRE EL FLUJO DE VENEZOLANOS

1. Venezuela continúa experimentando un flujo significativo de venezolanos que salen hacia países vecinos, otros países de la región y países más lejanos. A pesar de que las circunstancias individuales y las razones de estos movimientos varían, las consideraciones de protección internacional se han hecho evidentes para una proporción significativa de venezolanos.

La preocupación del ACNUR por los venezolanos fuera de su país de origen se deriva del mandato del ACNUR. Al ejercer estas funciones, la Oficina del Alto Comisionado tiene una historia de más de sesenta años de colaborar con los gobiernos y de desarrollar alianzas con otros organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales.

2. En este contexto, el ACNUR insta a los Estados receptores y/o a los que ya acogen a los venezolanos para que les permitan el acceso a su territorio y a que continúen adoptando respuestas adecuadas y pragmáticas orientadas a la protección y basadas en las buenas prácticas existentes en la región. El ACNUR está preparado para trabajar con los Estados con el fin de elaborar mecanismos adecuados de protección internacional de conformidad con la normativa nacional y regional, en particular la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y la Declaración de Cartagena. Estos acuerdos están guiados por el principio de que brindar protección internacional es un acto humanitario y no político. Brindar protección internacional es consistente con el espíritu de solidaridad internacional, de la cual los países de la región de las Américas, incluyendo la República Bolivariana de Venezuela, tienen una larga trayectoria.

Mecanismos orientados a la protección bajo los marcos nacionales y regionales

3. Reconociendo los desafíos y los posibles retrasos que los Estados puedan enfrentar en la adaptación de los sistemas de asilo existentes a la actual situación, el ACNUR alienta a los Estados a que consideren los mecanismos orientados a la protección que les permita una estancia legal a los venezolanos, con las salvaguardas adecuadas. Esto podría, por ejemplo, incluir varias formas de protección internacional, incluso bajo el derecho internacional de los derechos humanos, y protección temporal o acuerdos de estancia5, o alternativamente visados o mecanismos migratorios laborales que puedan ofrecer acceso a la residencia legal y a un tratamiento estándar similar a la protección internacional6. La implementación de estos mecanismos se haría sin perjuicio del derecho a solicitar el asilo, especialmente en los procedimientos de expulsión o deportación o en el caso de la no renovación de los permisos de residencia. En todas las circunstancias, los estándares mínimos deberían garantizarse, específicamente:

a) Legalidad: Los requisitos y los procedimientos para la aplicación de estos mecanismos deberían definirse y articularse bajo la legislación nacional. El ACNUR insta a los Estados a garantizar que las personas que se beneficien de estos mecanismos se les expida un documento oficial reconocido por todas las autoridades gubernamentales.

b) Accesibilidad: Los mecanismos pertinentes deberían ser accesibles a todos los venezolanos, independientemente de la fecha de entrada al país de acogida. Esto significaría que no debería haber costos asociados con la solicitud de este mecanismo o solo costos mínimos, y que estas solicitudes se deberían aceptar en varios lugares del territorio para garantizar que los costos de transporte no sean prohibitivos. Además, ni la entrada/presencia irregular ni la falta de documentos de identidad serían vistos como una razón válida para denegar el acceso a dicho mecanismo.

c) Acceso a los derechos básicos: Los mecanismos basados en la protección también podrían garantizar el acceso a los servicios básicos y a los derechos fundamentales, en igualdad de condiciones con otros ciudadanos extranjeros que son residentes legales en el territorio del Estado, de conformidad con las Directrices del ACNUR sobre protección temporal o acuerdos de estancia.

Estos derechos incluyen: 1) acceso a la atención médica; 2) acceso a la educación; 3) unidad familiar; 4) libertad de circulación; 5) acceso a albergue, y 6) el derecho al trabajo. Estos derechos se garantizarían de manera igualitaria y no discriminatoria.

d) Garantías de no retorno: En vista de la situación actual en Venezuela, el ACNUR hace un llamamiento a los Estados para que les garanticen a las personas beneficiarias de estas formas complementarias de protección, protección temporal o acuerdos de estancia, o visados o mecanismos migratorios laborales que no sean deportados, expulsados, o de cualquiera otra manera forzados a retornar a Venezuela, de acuerdo con el derecho internacional de los refugiados y el derecho de los derechos humanos. Esta garantía debería estar garantizada ya sea en el documento de identidad oficial otorgado o a través de otros medios efectivos, como instrucciones claras para los organismos encargados de hacer cumplir la ley.

Acceso a procedimientos de asilo

4. Las soluciones descritas anteriormente son sin perjuicio del derecho a solicitar asilo. Los sistemas de asilo justos y eficientes brindan la red de seguridad necesaria para garantizar que las personas con necesidades de protección internacional sean reconocidas como tales y protegidas de la devolución. Todas las decisiones sobre las solicitudes de asilo necesitan tomar en cuenta información de país de origen pertinente, fiable y actualizada.

5. Cuando los Estados aplican la definición de refugiado contenida en la Convención de 1951 /Protocolo de 1967, el ACNUR apoya la implementación de medidas para acelerar y simplificar la tramitación de los casos individuales, si el número de casos excede la capacidad de los sistemas de asilo.

6. Si un Estado ha incorporado los criterios más amplios establecidos en la Declaración de Cartagena en su legislación nacional, el ACNUR alienta a los Estados a considerar la aplicación de esta definición regional en el caso de los solicitantes de asilo venezolanos, incluso como base para tramitar los casos de forma acelerada y simplificada8. Ante la gran variedad de información disponible sobre la situación en Venezuela, el ACNUR considera que las circunstancias generales que conducen a la salida de ciudadanos venezolanos podrían estar contempladas en el espíritu de la Declaración de Cartagena, resultando en una presunción refutable de las necesidades de protección internacional.

7. El ACNUR ofrece su apoyo técnico y pericia a los Estados que buscan mejorar el acceso, la imparcialidad y la eficiencia de sus sistemas de asilo y otros procedimientos de protección internacional. En contextos nacionales específicos, donde la capacidad de los sistemas de asilo para abordar en forma efectiva las necesidades de protección internacional no existe o está desbordada, se requieren medidas especiales para garantizar que los Estados cumplan con sus obligaciones de no devolución y otras obligaciones de protección en relación con los venezolanos.

8. El ACNUR

hace un llamamiento a los Estados para que tomen las medidas necesarias para combatir el racismo, la discriminación y la xenofobia, sobre todo a la luz de una serie de incidentes que afectan gravemente la vida, la seguridad y la integridad de los venezolanos. El ACNUR está preparado para apoyar estos esfuerzos.

ACNUR, marzo de 2018

Fuente: http://www.refworld.org.es/category,POLICY,,,,5aa076f74,0.html

Cómo logré ingresos en dólares siendo freelancer y ahorré para salir de Venezuela.

Nuestro paisano Ángel González compartió en su cuenta de twitter, algunos consejos -de acuerdo a su experiencia- para generar ingresos en divisas extranjeras y poder emigrar de Venezuela. Aquí el hilo de sus recomendaciones:

  1. Primero que todo, las personas que estén interesadas en trabajar de esta manera deben tener conocimiento medianamente avanzado de inglés, deben ser capaces de leerlo, entenderlo y escribirlo de manera adecuada (al menos tener a alguien que los ayude 24/7 como una pareja/hermano).
  2. Antes que nada hay que entender que TIENES que ofrecer algo, nadie te va a dar dinero por hacer cosas que cualquier persona puede hacer sin esforzarse en lo más mínimo, así que lo primero a identificar es ¿Qué puedo ofrecer que valga la pena?
  3. Puede ser una amplia cantidad de cosas en el ámbito digital: – Editor de video (Mi caso) – Editor de fotografía. – Retoque de fotografía. – Diseño de logotipos. – Diseño de marcas. – Marketing digital. – Redacción de artículos. – Subtitulado de videos. – Traducción. Etc, etc.
  4. Puedo seguir pero la lista sería infinita, identifiquen ustedes mismos lo que pueden/quieren ofrecer, no tiene que ser necesariamente algo que YA sepan hacer, trabajos como el subtitulado de video se pueden aprender fácilmente.
  5. De todas formas, si no estás seguro/a de qué puedes trabajar, te recomiendo investigar un poco en internet y repito, hay varios oficios que se pueden aprender muy bien utilizando YouTube o tutoriales gratuitos en internet.
  6. Pasamos a las páginas que se utilizarían: En mi caso, utilicé estas dos:  y fiverr.comero hay muchísimas más que puedes revisar como: etc, etc.
  7. Explico un poco de las plataformas que yo uso: Fiverr: Es una plataforma para freelancers online que se caracteriza porque los trabajos empiezan desde 5$, puedes crear ofertas de servicios personalizadas, incluir ejemplos de trabajo, ofrecer diferentes paquetes, etc.
  8.  Ventajas de Fiverr: – Es fácil de entender. – Hay muchos clientes de habla hispana. – Puedes ofrecer LITERALMENTE cualquier cosa. Desventajas de Fiverr: – Hay ciertos oficios que son mal pagados en comparación a otras páginas. – Mucha competencia.
  9. Upwork: Es una plataforma para freelancers, se caracteriza por ser más apuntada a profesionales y acá los clientes son los que publican los trabajos y tu debes enviarles una propuesta escrita para ganarte el proyecto.
  10. Ventajas de UpWork: – Es más fácil venderte cuando puedes hacer una propuesta personalizada para cada trabajo. – Es mejor pagado. Desventajas de UpWork: – Debes tener un oficio bien establecido. – Puede ser frustrante al principio. – 95% de los clientes hablan inglés.
  11. En mi caso personal, como editor de video, trabajé un poco en Fiverr pero mi lugar lo encontré en UpWork ya que me gustaba más el tipo de trabajos que conseguía allí y sencillamente me fue mejor (así como a mi novia le fue mejor en Fiverr, cada caso es distinto).
  12. Una de las cosas más importantes para empezar en este tipo de trabajos es el hecho de que tienen que aprender a ser pacientes, la paciencia es la clave del éxito en estas páginas. No se imaginan la cantidad de personas que lo intentan una y otra vez y fallan.
  13. Se crean un perfil en UpWork, envían 30 propuestas de trabajo el primer mes, nadie les contesta, no lo usan más nunca porque “no sirve”. Si sirve, solo tienen que ser pacientes… Ponganse en los zapatos del empleador, eres un perfil nuevo, tienes 0 trabajos y 0 referencias.
  14. Mi primer trabajo en UpWork lo conseguí porque ofrecí editar un video de hoy para hoy como “prueba” – Si no le gustaba el video, no me lo tenía que pagar. Lo edité, le puse una marca de agua de “prueba”, le gustó y me pidió que le quitara la marca, así gané mi primer cliente.
  15. Luego de mi primer cliente noté el cambio INMEDIATO en el feedback que recibía por mis propuestas, todo empezó a ser diferente y desde ese momento nunca paré.
  16. No crean que es fácil empezar, no crean que es cosa de un día, no crean que la plata les caerá solo porque si, así como ustedes, así como yo, hay muchísimas personas intentando hacerlo y solo aquellas que tienen paciencia y son buenas, lo logran.
  17. Pasemos a los métodos de pago – Ambos utilizan métodos similares (PayPal es una constante) – También ofrecen transferencia directamente a un banco de USA (en UpWork tiene que ser cuenta propia, en Fiverr no estoy seguro). (La foto referencia es de UpWork)

DVTY0TNX4AE824B.jpg-large18. Personalmente utilizo la opción de la transferencia al banco y mi novia utiliza el PayPal de un familiar en Fiverr. Eso si, tengan en cuenta que entre el tiempo que toma el dinero en estar disponible y el proceso de llevarlo a PayPal, pasan algunos días extra.

  1. Tanto UpWork como Fiverr tienen la misma comisión – 20% del cobro final al cliente, si cobras 10$ te caerán 8$ y así sucesivamente. En mi opinión personal, es bastante justo, sin la conexión que te ofrecen estas plataformas, jamás hubieses conseguido el trabajo así que está bien.

  2. Eso si, he tenido clientes que se vuelven fijos y me envían trabajo regularmente, por lo general, este tipo de relaciones laborales las llevo fuera de UpWork para poder darles un trato más personalizado y libre de barreras comunicacionales.

  3. En conclusión: Sean pacientes, constantes, estudien el mercado digital, preparense, lean, investiguen, este hilo solo es una breve introducción, existen incontables blogs que hablan sobre el oficio freelancer en estas páginas y son mucho más detallados que esto. Mi novia dejó su trabajo de oficina para dedicarse a Fiverr, yo me esforcé al maximo en UpWork, trabajamos durante meses, encerrados en mi cuarto, casi sin salir y sin gastar ni siquiera 1$ de lo que hacíamos y ahora estamos en Argentina, claro que se puede.

  4. Hoy es mi cumpleaños y me siento muy agradecido así que decidí hacer este hilo para devolverle un poquito al mundo, espero esta información ayude así sea a una persona. Por último, les dejo una screenshot de mi perfil de UpWork y el de mi novia en Fiverr (SI SE PUEDE).

Fuente: https://twitter.com/narizgonzalez/status/960628528374013953

 

 

 

La diáspora venezolana supera los 4 millones de personas.

Más de 4 millones de personas (4.091.717 ) han emigrado desde Venezuela al exterior, según el último estudio de opinión hecho por la empresa Consultores 21 entre el 17 de noviembre y el 4 de diciembre de 2017.

La ficha técnica de la encuesta de Consultores 21 indica que se tomó una muestra de 2.000 entrevistados en hogares de todo el país, en zonas urbanas y rurales, con un error muestral de +/- 2,24%.

Aquí le mostramos los datos más relevantes.

 

Síguenos en nuestras redes sociales:

Instagram: https://www.instagram.com/diasporavenezolana

Twitter: https://twitter.com/diaspvenezolana

Facebook: https://www.facebook.com/DiaspVenezolana

Youtube: http://www.youtube.com/c/DiásporaVenezolana

 

 

 

 

Venezolanos en Madrid (Flia. Martínez Rivas)

Vanessa y Rafael son dos jóvenes maracayeros que emigraron a Madrid junto a sus dos hijos en octubre de 2014. Sus planes iniciales eran realizar estudios de postgrado, pero el mismo día de abordar el avión la desaparecida CADIVI rechazó su solicitud. Haciendo de tripas corazón, estos jóvenes paisanos se aventuraron de igual manera y tres años después nos cuentan su experiencia migratoria en Madrid.

 

Síguenos en nuestras redes sociales:

Instagram: https://www.instagram.com/diasporaven

Twitter: https://twitter.com/diaspvenezolana

Facebook: https://www.facebook.com/DiaspVenezolana

Concurso “La Mejor Hallaca de Madrid”

Este sábado 16 de diciembre se realizó la II Feria navideña de los venezolanos en Madrid. Los asistentes se deleitaron con comida típica, diversos stands con artesanía y regalos. Además se celebró el VIII Concurso “La Mejor Hallaca de Madrid” ganado por la paisana Moñi Lozada.

El jurado, estuvo conformado por David Torres y conformado por Nella Ruggiero Sansone, Axa De Leça Milà de La Roca, Elena Rodríguez y Antonieta Jurado de Otero.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Instagram: https://www.instagram.com/diasporaven

Twitter: https://twitter.com/diaspvenezolana

Facebook: https://www.facebook.com/DiaspVenezolana