Yo también emigre, yo también soy inmigrante.

Fue en enero de 2006 cuando tomé la decisión de convertirme en emigrante, en ese entonces no tuve que ahorrar, tan solo pedí la renuncia en la empresa dónde llevaba trabajando como call center más de 3 años y con la liquidación me pude comprar el billete de avión Caracas-Madrid.  Continúa leyendo Yo también emigre, yo también soy inmigrante.

Anuncios