Por ellos, cualquier sacrificio vale la pena.

Por: Alfonzo Iannucci

Siularic y César llegaron a Orlando, Florida junto a sus dos pequeños hijos, a finales de septiembre del año 2015. Dejaron atrás su familia, sus trabajos y sus sueños después de que César fuese víctima de acosos y amenazas en su antigua ocupación.

Previamente evaluaron otras opciones donde establecerse. Visitaron Argentina, Suiza y España, pero al final la opción de Orlando fue la que más le convenció a los cuatro.

Tuvieron la suerte de conseguir una persona que les alquilará un apartamento estando aún en Venezuela y desde que llegaron tenían que moverse rápido para conseguir al menos un empleo, que les permitiera “pagar la renta”.

César fue el primero en conseguir empleo. Una compañía que repara y fabrica techos para casas, lo contrató como ayudante. Un trabajo arduo que le ocupaba en ocasiones más de 12 horas diarias y que lo desgastaba física y emocionalmente.

Siularic por su parte, compaginaba sus labores del hogar haciendo ponquecitos y tortas que luego ofrecía en construcciones que estuvieran en obras, para así aportar algo de dinero y completar los gastos que eran aún mayores que sus ingresos, mientras esperaba su permiso de trabajo.

En los largos recorridos caminando que le tocaba hacer junto a sus hijos por no tener carro, solía pensar si habían tomado la decisión correcta. Sus hijos solían llorar porque extrañaban su casa en Venezuela y su hija mayor le recriminaba haberse venido a un lugar donde ella sentía que no le entendían. En ocasiones, la situación le sobrepasaba.

Consiguió empleo en un hotel, donde era la encargada de hacer la limpieza y se esforzó al máximo a pesar de nunca haber trabajado en algo parecido. Lamentablemente, la persona que le contrató no le pago, así que perdió un mes valioso trabajando de gratis a una de esas personas inescrupulosas que se aprovechan de la vulnerabilidad de los emigrantes.

A pesar de todo, nunca perdió la fe. Sabía que sería cuestión de tiempo que una buena oportunidad apareciera y esta finalmente llegó.

Consiguió trabajo como mesera y en poco tiempo era de las mejores. Logró ahorrar dinero y de esta manera, no solo contribuía en la economía del hogar, si no que además pudo ahorrar para estudiar y presentar los exámenes que le permitieran sacar la licencia equivalente a su titulo de Maestra de Preescolar, que es su verdadera vocación y lo que hacía cuando vivía en Venezuela.

Al poco tiempo logró presentar y aprobó a la primera, a pesar de lo difícil que le resultaba – y aún hoy le resulta- el inglés. Esta aprobación le abrió las puertas de sistema educativo norteamericano y en poco tiempo ya estaba dando clases.

IMG_7444

César por su parte fue aprendiendo cada día más y logró hacer su propia empresa de remodelación y pintura. Es decir, trabaja por su cuenta. Algunos meses le va muy bien y los otros puede que no tanto, por lo cual es necesario administrarse con bastante prudencia.

 

Sus hijos, están ahora más adaptados aunque siguen extrañando su casa en Venezuela, sus amigos y su familia, a la que solían visitar todos los domingos sin falta. Ya no preguntan tan seguido cuando volverán a Venezuela. Algo que en el fondo Siularic y César agradecen, porque es algo que ellos tampoco lo saben.

Ambos sienten a Venezuela como su verdadero hogar, se fueron con una tristeza profunda y no pierden la esperanza de volver algún día si las circunstancias cambiarán, pero es algo que en su opinión iría más allá de un simple cambio de gobierno sino también de políticas que disminuyan ese terrible flagelo que es la inseguridad, ya que, recorrer las calles como lo hacen hoy en día acompañados de sus hijos y sin preocupaciones es algo que  sencillamente no tiene precio.

En este país tienen la certeza que sus hijos tienen un futuro. Las oportunidades aunque cuesten, existen para todos. Saben que a pesar de las adversidades el sistema permite surgir y esa diferencia sustancial, hace que por ellos, cualquier sacrificio valga la pena.

2018-03-11-PHOTO-00000022

Síguenos en nuestras redes sociales:

Youtube: https://www.youtube.com/c/DiásporaVenezolana

Instagram: https://www.instagram.com/diasporavenezolana

Twitter: https://twitter.com/diaspvenezolana

Facebook: https://www.facebook.com/DiaspVenezolana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s